NUEVO TELESCOPIO ESPACIAL WUKONK SE ADENTRA EN LA MATERIA OSCURA



Un telescopio espacial chino ha encontrado una extraña cresta en rayos cósmicos de alta energía de electrones y positrones, que son partículas energéticas altamente deslumbrantes que están por todo el universo casi a la velocidad de la luz.

Los científicos piensan que esa anomalía detectada puede ayudar a descifrar los secretos de la materia oscura, el ingrediente más extraño y esquivo del universo.

El singular pico fue recogido por el explorador de partículas de materia oscura Wukong, en torno a los 1,4 billones de electrovolts, cuando el flujo de rayos cósmicos de electrones y positrones se tornó rosa antes de desplomarse.

"Este fenómeno es inesperado, porque no hay otros eventos estelares que se comporten igual a tan alta energía", precisó Fan Yizhong, diseñador jefe adjunto de Wukong.

"Nuestra conjetura es que fue un evento astrofísico especial o algún extraño nuevo e impulsor de partículas. Vamos a recopilar más datos en este rango de energía para asegurarnos de que esto no fue algo aislado”, detalló Fan.

“Es todavía demasiado pronto para expresar que hemos observado algo novedoso", subrayó.


El descubrimiento forma parte de los primeros resultados científicos publicados en la revista científica Nature sobre el trabajo del telescopio Wukong.

Inaugurado en diciembre del 2015, Wukong es el primer satélite astronómico chino con la misión de encontrar e investigar materia oscura, un ingrediente invisible que compone aproximadamente el 25 por ciento del universo pero que no interactua con ninguna materia conocida bajo la ley de gravedad.

"Muchos países han gastado miles de millones de dólares para encontrar el origen de la materia oscura, aunque todavía sabemos muy poco acerca de ella porque es algo que no se puede observar directamente. Sin embargo, sí podemos observar las partículas y la energía liberada cuando las partículas de la materia oscura interactúan y se destruyen mutuamente, aseguró Chang Jin, jefe del proyecto científico.

Anteriormente, hubo tres detectores dedicados a encontrar materia oscura: el espectrómetro AMS-02, los telescopios espaciales Fermi y Calet.

Wukong es el telescopio espacial más avanzado de la familia. Tiene una precisión superior al billón de electrón-voltio de gama energética. Desde su lanzamiento, ha registrado más de 3,5 millones de eventos de rayos cósmicos, con los más altos niveles de energía superiores a 100 billones de electrovolts, 10 veces más que el nivel de energía más alto registrado por el Gran Colisionador de Hadrones, el acelerador de partículas más potente del mundo.

Wukong se espera registre más de 10 mil millones de eventos de rayos cósmicos durante su vida útil, que será de alrededor de tres años.

"En la novela clásica china “Viaje al Oeste”, el personaje Wukong posee un par de ojos mágicos que pueden ver la realidad a través del disfraz del diablo. Asimismo, esperamos que el satélite Wukong nos conceda la capacidad de visualizar el interior de la escurridiza materia oscura."

Bai Chunli, presidente de la Academia de Ciencias de China indicó que este descubrimiento de la materia oscura es el más vanguardista de los proyectos de ciencias y que los resultados cambiarán la forma en que entendemos el universo y los procesos de evolución de las galaxias.

Una galaxia es un sistema de miles de millones de estrellas enlazadas gravitacionalmente y girando alrededor de su centro. La fuerza de gravedad se debilita a medida que la distancia entre los objetos crece, de ahí que las estrellas que viven en el borde de la galaxia deberían volar, como gotas de lluvia que resbalan desde la copa de un paraguas.

"Sin embargo, a pesar de la gran distancia entre el centro y la estrella más lejana, las galaxias sigue funcionando como un disco espiral, cohesionada y sin desintegrarse", afirma Bai. "Sospechamos que la materia oscura es el principal aliado de este comportamiento."

Ed Gerstner, científico que realiza investigaciones en China, considera que el nuevo descubrimiento es relevante.

En este sentido, Gerstner aspira a estrechar la colaboración con científicos chinos para generar más resultados.

"La frase más emocionante de este descubrimiento no es "Eureka, lo hemos encontrado”, sino “Hmm”, aquí hay algo raro", concluyó Gerstner.

FUENTEMaEl: 30Nov-2017 PuebloenLinea

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...