HUELLAS DE GIGANTES DESCUBIERTAS EN TARIJA, BOLIVIA



Huellas fosilizadas de gigantes han sido supuestamente descubiertas en Tarija, Bolivia. Aunque no podemos verificar la autenticidad de las huellas en el video, podemos afirmar que, de acuerdo con el registro histórico, los gigantes efectivamente habitaron en la región de Tarija:

Una cosa que no se puede negar, tanto como la tradición de los propios indios, en cuanto a los signos y las reliquias que todavía están presentes, es que una vez hubo gigantes en esta tierra. Cómo llegaron a esta tierra, y de dónde, y cuánto tiempo vivieron en ella, es incierta. . . . Los primeros conquistadores españoles de este reino encontraron en la península y puerto de Santa Elena, diócesis de Quito, huesos humanos de gran tamaño que sabían que pertenecían a gigantes, y entre ellos algunas espinillas de más de tres pies de largo. Muchos otros huesos de la misma proporción se han descubierto después en otras partes de esa misma provincia y en la provincia de Trujillo; también se han visto huesos del mismo tamaño en el interior, como en la provincia de Tucumán y Tarija; en el último de estos, un cuerpo entero fue descubierto debajo del barranco, o ribera de un río, que el agua, al erosionar el banco, había desenterrado; era tan masivo, que su tumba ocupaba un espacio muy grande, y su cráneo era anormalmente gigantesco, que algunos de los españoles, empujando sus espadas a través de su ojo, apenas podían alcanzar el lado posterior de su cabeza con los puntos de su espadas.

En la provincia de Santa Cruz en la Sierra [Bolivia] el gobernador era un honesto caballero cristiano, llamado Don Lorenzo Suárez de Figueroa, que poblaba la ciudad de San Lorenzo, capital de esa provincia, y encontró algo durante la conquista de Tucumán; estos caballeros solían decir que, mientras marchaban en esa conquista, descubrieron un osario [depósito de huesos] que parecía contener más de un centenar de cuerpos humanos, y todos los huesos pertenecían a enormes gigantes, y él mismo empujó su espada a través de uno de los cráneos, y toda la hoja entera pasó a la cavidad.

[. . .] Desde esa misma región de Tucumán y Tarija, trajeron a la Villa de Potasi [Bolivia] hace algunos años, una gran cantidad de huesos de gigantes: todos estaban hechos pedazos, de modo que no había un hueso entero excepto para algunos dientes; pero su tamaño anormalmente gigantesco demostró que eran de cuerpos masivos. Cada diente no era más pequeño que un puño; uno de ellos pesó once onzas, lo que hizo creíble al hombre que lo pesó. No estoy seguro de si los huesos que se me mostraron en la ciudad de Lima eran los mismos, pero entre ellos había un diente del mismo tamaño que los que mencioné: y es cierto, aunque tenía la forma de un diente perfecto, porque era tan viejo que parecía más una roca que un hueso.TraduccionMaEl-BLV

- Bernabé Cobo
Misionero Jesuita e Historiador
Historia del Nuevo Mundo, 1653


FUENTEMaEl: 12Enero-2018 gensix - YouTube/El noticiero tarijeño

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...