LOS POLOS MAGNETICOS DE LA TIERRA PODRIAN ESTAR A PUNTO DE DAR LA VUELTA, CON GRAVES CONSECUENCIAS PARA LA HUMANIDAD



El campo magnético de la Tierra es crucial para la supervivencia de la vida en nuestro planeta, ya que desvía los dañinos rayos cósmicos y los vientos solares que, de lo contrario, eliminarían la capa de ozono que absorbe la radiación dañina.

Durante los últimos 20 millones de años, el campo magnético de la Tierra ha cambiado de polaridad, o en otras palabras, se ha invertido entre el norte y el sur, en promedio cada 200,000 a 300,000 años.

A veces, los polos se invierten temporalmente antes de retroceder, como ocurrió hace unos 40,000 años durante el llamado evento Laschamp. Sin embargo, el último intercambio completo tuvo lugar hace alrededor de 780,000 años, lo que sugiere que ya hace tiempo que estamos atrasados, informa Futurism.

Actualmente, el campo magnético de la Tierra está mostrando signos de desplazamiento, disminuyendo a un ritmo del 5% por siglo. Esto ha llevado a los científicos a argumentar que una inversión completa podría estar en juego. De hecho, los investigadores de la Universidad de Leeds han sugerido que se puedan invertir dentro de 2.000 años. Sin embargo, el fenómeno es difícil de predecir con precisión.

Los científicos también señalan el hecho de que el polo norte magnético se está volviendo especialmente turbulento e impredecible, y que los metales magnéticos están drenando energía de la fuente del campo de la Tierra en las profundidades del núcleo líquido, conocido como el dipolo.TraduccionMaEl-BLV

Cuando ocurra, la inversión podría tener serias consecuencias para la raza humana.

A medida que cambia la polaridad, - un proceso que tiene lugar durante cientos de años -, el campo magnético proporcionaría hasta diez veces menos protección de lo que normalmente hace, lo que significa que la radiación más nociva llegará a la Tierra más de lo normal.

Si una cantidad suficiente de esta radiación alcanza la superficie, durante largos períodos de tiempo, regiones enteras pueden volverse inhabitables.

E incluso un campo magnético ligeramente debilitado podría dañar gravemente los satélites en órbita de los que depende la sociedad moderna, causando estragos en la tecnología de comunicaciones globales, la industria de la aviación, los sistemas GPS, las redes eléctricas terrestres y otras infraestructuras vitales.

Si bien esto puede parecer una perspectiva sombría, ser capaz de reconocer cuándo ocurrirá la inversión nos da la oportunidad de prepararnos con bastante anticipación.

Por ejemplo, las compañías de satélites podrán desarrollar satélites nuevos y más resistentes que puedan resistir el clima espacial extremo, además de ajustar los satélites existentes con capas adicionales de protección.

Mientras tanto, las autoridades deberán comenzar a planificar todas las eventualidades, lo que incluirá educar al público sobre el fenómeno.TraduccionMaEl-BLV



FUENTEMaEl: 4Feb-2018 Por Aristos Georgiou ibtimes - YouTube/Qronos16 - YouTube/NASA Space News

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...