DOS MÓDULOS MÓVILES PREPARARÁN SOBRE EL TERRENO UNA BASE RUSA EN LA LUNA



Rusia planea crear una base lunar habitable. En el marco de este ambicioso plan, el país enviará, entre otras cosas, dos nuevos módulos lunares al satelite de la Tierra después del año 2020, según el proyecto del Programa de Investigaciones del Sistema Solar hasta el año 2025, redactado por la Academia de Ciencias de Rusia.

De acuerdo con este documento, los objetivos principales de las misiones lunares serán la exploración de las regiones polares de la Luna, en las que se han encontrado hielo y sustancias volátiles, así como de la exosfera lunar de gases y polvo.

Se planea llevar a la Tierra unas muestras del suelo lunar de las regiones polares para su posterior análisis, incluido el de la estructura fina y de la composición isotópica. Además los científicos planean elegir las zonas lunares más apropiadas para la instalación del polígono lunar.

Durante la primera etapa del programa, que se iniciará en 2015, dos sondas, Luná-Resúrs y Luná-Glob, investigarán los dos polos del satélite. La sonda Luná-Glob contará con una perforadora que podrá tomar muestras del suelo a una profundidad de hasta dos metros.

En la segunda etapa de las investigaciones llegarán a la Luna los módulos Lunojod-3 y Lunojod-4. Se planea que puedan trabajar en la superficie del satélite durante cinco años y desplazarse desde el lugar de aterrizaje a unos 30 kilómetros.

Lunojod-3 empezará su misión después de 2020. Entre otras cosas, recogerá muestras del suelo lunar y participará en diferentes experimentos científicos y tecnológicos con los módulos lunares de otros países.

Durante la fase final de la misión, el Lunojod-3 llevará las muestras lunares al lugar de aterrizaje del Lunojod-4 (se calcula que esto ocurrirá en el año 2022). El Lunojod-4 deberá aterrizar lo más cerca posible del Lunojod-3. Las señales de radio permitirán al módulo localizar a su 'hermano' en la superficie del satélite terrestre.

En 2023 se lanzará a la Luna un módulo de aterrizaje con un cohete que alunizará cerca de Lunojod-3 y Lunojod-4. Luego las muestras lunares serán trasladadas de estos módulos al cohete, que las llevará a la Tierra.

Todos los aparatos que se queden en la Luna formarán parte de la infraestructura del futuro módulo lunar. 
Los datos obtenidos tras las investigaciones de las muestras lunares serán usados para elaborar y mandar al satélite de la Tierra nuevos aparatos espaciales que se usarán para realizar experimentos de producción de agua, oxígeno e hidrógeno empleando los elementos de la superficie lunar.

FUENTEMaEl: 7Abril-2012 RT

UN TELESCOPIO EN CHILE LUCHA CONTRA LOS EMBATES DEL CLIMA


La infraestructura sufrió tras ser golpeada por tormentas de arena y lluvias.

Tormentas eléctricas, fuertes lluvias, nieve, inundaciones y deslaves. No es precisamente lo que uno esperaría encontrar en el lugar más seco de la Tierra, en el desierto de Atacama, en Chile.

Pero durante los últimos dos meses, esas fueron las condiciones laborales del equipo de científicos en uno de los proyectos astronómicos más grandes del mundo, el Atacama Large Millimeter/sub-millimeter Array (ALMA).

Representa un evidente contraste en relación con el sol y el cielo claro que encontré cuando visité el lugar pocos días antes de que comenzara el caos.

ALMA es un radiotelescopio gigante que se está construyendo actualmente en el llano de Chajnantor, el punto más alto de los Andes chilenos, ubicado a más de 5.000 metros sobre el nivel del mar

Clima extremo


En el llano de Chajnantor puede caer nieve incluso en los meses de verano.

La principal razón para escoger el Atacama, y en particular el llano de Chajnantor, fue la altitud, la sequedad extrema en el aire y los cielos muy despejados. Acá, las nubes sólo aparecen en promedio 30 días al año.

Y si bien no es inusual que llueva un poco en el área en los meses de febrero y marzo, nadie esperaba estos embates recientes del clima.

No ha habido esta cantidad de agua en el desierto por décadas y los aguaceros retrasaron dos o tres semanas la fecha límite para completar el proyecto, según Richard Hills, uno de los astrónomos que trabaja en el lugar.

"Es imposible realizar observaciones en esas condiciones", dice.

"El agua en el aire simplemente absorbe las señales astronómicas que estamos tratando de observar. Simplemente no pueden atravesar la atmósfera".

Pero por fortuna, dice, las antenas no han resultado averiadas.

A diferencia de la destrucción en un pueblo cercano, donde unas 20 casas resultaron afectadas tras un chaparrón particularmente fuerte a principios de marzo, las antenas soportaron la lluvia, el granizo y la nieve.

Cada una pesa entre 85 y 115 toneladas.

Las antenas tienen la última tecnología y uno de sus instrumentos es un receptor altamente sensible, localizado en el centro de cada antena de 12 metros de diámetro.

"Estos receptores son realmente de punta. Hemos podido reproducir en segundos las observaciones que normalmente tardan horas con otros instrumentos", dice el astrónomo Paulo Cortés.

Fueron diseñadas para permanecer activas en condiciones muy difíciles, con velocidades del viento de hasta 100 kilómetros por hora y temperaturas tan bajas como -25 grados centígrados.

Leer en FUENTEMaEL 7Abril-2012


OBSERVACIONES DE OBJETOS VOLADORES NO IDENTIFICADOS


Ovni en la Luna


Ovni-Luz roja pulsante silenciosa sobre Fresno 5Abril-2012

SATELITE RUSO CAERÁ HOY EN EL PACIFICO




Funcionarios espaciales rusos dicen que un difunto satélite militar de 1,6 toneladas  se espera que caiga en el Océano Pacífico la madrugada del sábado.

El satélite Molniya-1-89, actualmente en órbita alrededor de 1.500 millas sobre la tierra, está siendo monitoreado por las Fuerzas de Defensa. El Ministro de Defensa coronel Alexei Zolotukhin, dijo.

"Los fragmentos del satélite Molniya que no se queman en la atmósfera superior podría alcanzar la superficie terrestre el sábado, 7 de abril", dijo a RIA Novosti.

El satélite se espera que caiga en el Pacífico entre Nueva Zelanda y la Antártida.

El satélite Molniya-1-89 de comunicación militar fue lanzado en agosto de 1996 desde el centro espacial de Plesetsk, en el norte de Rusia.

FUENTEMaEl: 7Abril-2012 RiaNovosti


ACTUALIZACION 8Abril-2012
SATELITE MILITAR RUSO CAE EN EL PACIFICO

Fragmentos de un difunto satélite ruso de comunicaciones militares, Molniya-1-89, cayeron en el Océano Pacífico en la noche del sábado, informa una fuente desde agencia espacial.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...