CIENTIFICOS DEL REINO UNIDO PLANEAN ROCIAR CHEMTRAILS EN EL CIELO PARA DETENER HURACANES



Científicos del Reino Unido han pedido abiertamente la liberación de estelas químicas en la atmósfera terrestre para detener los huracanes que asolan Gran Bretaña.

Investigadores de la Universidad de Bedfordshire, Reino Unido, han dicho que quieren que el gobierno autorice el uso de la geoingeniería, que según dicen ayudará a detener el blanqueamiento de los corales y los huracanes.

Naturalblaze.com informa: Ellos piensan que los "enfriadores planetarios artificiales" son el camino a seguir, una "sombrilla" de sulfato sobre los océanos. Un estudio de James Crabbe en la Universidad de Bedfordshire examina esta forma de geoingeniería y la idea de "arrojar una nube de aerosoles de sulfato [dióxido] a la atmósfera superior" sobre las regiones del Caribe.

Utilizando modelos computarizados para predecir las temperaturas y la actividad de los arrecifes de 2020 a 2069, decidieron que la solución propuesta es la mejor para bajar las temperaturas y mantener las poblaciones de coral. Además, la idea de la inyección de sulfato en la atmósfera para controlar los huracanes se ha barajado.


Su teoría de los corales blanqueados es que cuando el mar está demasiado caliente, los corales expulsan a las diminutas algas que viven en sus tejidos, que se supone que los alimentan a través de la fotosíntesis. Pero luego los corales se vuelven blancos y mueren de hambre. Básicamente, los investigadores tienen una mente de una sola vía para simplemente mantener bajas las temperaturas. TraduccionMaEl-BLV

Sin embargo, hay algunos problemas con esta intención.

Número uno, una estrategia de esta magnitud podría tener un efecto dramáticamente malo en toda la ecología, especialmente si está interrumpiendo un flujo y reflujo natural de la naturaleza. Número dos - el elefante en la habitación - la geoingeniería ya ha estado ocurriendo durante aproximadamente dos décadas con nanopartículas de metal pesado y aluminio que emanan por el cielo a través de "estelas químicas". Permanecen y se dispersan durante horas y horas más que las estelas de ayer. Sin embargo, constantemente nos dicen que no está sucediendo. Por otro lado, se nos dice que en el futuro, la geoingeniería podría ayudar a enfriar la Tierra (sin embargo, ya está sucediendo y parece correlacionarse con el aumento de las temperaturas). En lugar de tener el efecto de reducción de luz deseado, la forma de geoingeniería que tiene lugar en este momento en realidad hace que las personas se 
sientan como si estuvieran viviendo en un horno de convección, aunque la luz puede desviarse.

Por lo tanto, el tercer problema con su modelo es que omitieron esta gran variable de la geoingeniería actual y su efecto artificial en tiempo real sobre el clima y la luz solar visible. Algunas personas culpan a las últimas dos décadas de geoingeniería por causar el blanqueamiento de los arrecifes de coral a través de la minería de radiación solar y la posibilidad de que mate de hambre a las algas y, en consecuencia, estrangulan a los corales, peces, etc. Honestamente, este escritor no sabe, pero si eso es cierto, necesitaríamos reconocer los efectos actuales del "oscurecimiento global".

Lamentablemente, el artículo de New Scientist se convirtió en un circo de soluciones y teorías que parecen encaminadas a adaptar al lector a la solución original de geoingeniería.

Algunos de los entrevistados tenían soluciones "menos extremas" para ayudar al coral, pero aún así implicaban alterar la ecología inyectando pequeñas burbujas en el océano o sembrando nubes existentes para hacerlas más brillantes.

Por otro lado, un profesor de Harvard apareció al principio para protestar contra la geoingeniería al decir que la administración de la radiación solar tiene efectos secundarios. Por ejemplo, "podría alterar los patrones climáticos regionales y los monzones", lo que arrojaría dramáticamente patrones predecibles de cultivo. Sin embargo, derrocó su propio argumento al decir que los terroristas podrían detener el proceso y luego se perderían los "beneficios" de la geoingeniería. (¿Cual es, el Profesor? ¿La geoingeniería beneficiará al océano o no?) Este argumento ridículo y fantástico solo sirve para respaldar una medida de geoingeniería extrema: no había un discurso verdadero en el artículo.

Crabbe admite que "no sabemos ... qué pasaría con el medio ambiente marino" en ese escenario. "Pero la situación es tan extrema que tenemos que tomar medidas".

La urgencia es el grito de batalla más común de los científicos modernos: "No se limite a pensar en esto, hacer algo AHORA".
TraduccionMaEl-BLV

FUENTEMaEl: 27Oct-2017 yournewswire

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...