EXPERIMENTO DE YALE PARA REANIMAR CEREBROS PROMETE "INFIERNO VIVIENTE" PARA LOS HUMANOS


Los investigadores encontraron que las células aún estaban sanas en los cerebros de los cerdos muertos Crédito: AP Photo / Nati Harnik

Un experimento científico para reanimar cerebros muertos podría llevar a que los humanos soporten un "destino peor que la muerte", advirtió un profesor de ética.

El mes pasado, la Universidad de Yale anunció que había resucitado con éxito los cerebros de más de 100 cerdos sacrificados y descubrió que las células aún estaban sanas.

Los cerebros reanimados se mantuvieron vivos hasta por 36 horas y los científicos dijeron que el proceso, que también debería funcionar en los primates, ofrecía una nueva forma de estudiar los órganos intactos en el laboratorio.

Aunque los cerdos no recuperaron la conciencia, el equipo admitió que es posible restaurar la conciencia, y los experimentos abren la puerta a la posibilidad de que los cerebros humanos se mantengan vivos fuera del cuerpo.

Sin embargo, el profesor de ética y filosofía de Nottingham Trent, Benjamin Curtis, 
MaEl-BLV dijo que podría llevar a los seres humanos a soportar un "infierno viviente".

"Incluso si tu cerebro consciente se mantuviera vivo después de que tu cuerpo muriera, tendrías que pasar el futuro previsible como un cerebro incorpóreo en un cubo, encerrado dentro de tu propia mente sin acceso al sentido que nos permite experimentar e interactuar con el mundo", dijo a The Conversation. "En el mejor de los casos, pasarías tu vida con solo tus propios pensamientos para la compañía".

"Algunos han argumentado que incluso con un cuerpo completamente funcional, la inmortalidad sería tediosa. Sin ningún contacto con la realidad externa, podría ser un infierno.

"Terminar en un cerebro humano incorpóreo puede ser sufrir un destino peor que la muerte".

Cómo se realizó el experimento

La investigación sobre cerdos fue presentada en una reunión de Institutos Nacionales de Salud por el neurocientífico de la Universidad de Yale, Nenad Sestan, quien dijo que había reanimado las células cerebrales "muertas" utilizando un sistema de bombas, calentadores y bolsas de sangre artificial calentadas a la temperatura corporal.

En su presentación a funcionarios del NIH y expertos en ética, el profesor Sestan dijo que la técnica debería funcionar en cualquier especie, incluidos los primates, como los humanos. "Esto probablemente no sea exclusivo de los cerdos", dijo.

Los investigadores, que están buscando financiación NIH dijeron que esperaban construir un atlas completo de conexiones entre las células del cerebro humano.

El profesor Sestan dijo que era concebible que los cerebros se pudieran mantener vivos indefinidamente y que se pudieran intentar restablecer la conciencia, aunque dijo que su equipo tampoco había intentado porque era un "territorio inexplorado" éticamente. Advirtió que alguien podría tomar la tecnología y mejorarla para restaurar a un ser humano.TraduccionMaEl-BLV

FUENTEMaEl: 9Mayo-2018 thetelegraph.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...